CGT y la UIA extendieron acuerdo sobre suspensiones

CGT y la UIA extendieron acuerdo sobre suspensiones

Por 60 días se estableció la preservación de puestos de trabajo. Habrá rebaja salarial.

La Unión Industrial Argentina (UIA) y la Confederación General del Trabajo (CGT) prorrogaron ayer el acuerdo para evitar despidos de trabajadores suspendidos a cambio de un descuento salarial en el marco de la pandemia.

La medida, que apunta a «sostener el empleo y la actividad productiva» durante la crisis del coronavirus, tendrá una duración de 60 días y comenzará a regir una vez que el Ministerio de Trabajo arbitre las normas pertinentes, indicó la UIA en un comunicado.

La declaración original fue firmada el 30 de abril pasado y vencía a finales de mayo, por lo que las negociaciones para concretar la renovación co

El acuerdo contempla el pago del 75 por ciento del ingreso neto a los trabajadores que están impedidos de cumplir sus tareas habituales por la paralización de actividades así como también un límite de 60 días para las suspensiones con la garantía de la continuidad en los puestos de trabajo durante el tiempo en que se haga efectiva la suspensión.

«Ambas instituciones buscan mitigar el impacto de la pandemia brindando un marco de previsibilidad para trabajadores y empresarios», destacó entidad industrial.

Afirmó que el acuerdo es «fruto del esfuerzo conjunto que están realizando empresarios y trabajadores en el marco de una pandemia que afecta a todos los países».

«Preservar los puestos de trabajo existentes y garantizar la sustentabilidad de las industrias argentinas son los objetivos fundamentales de esta iniciativa conjunta», aseguró y señaló que se espera que en los próximos días el Poder Ejecutivo «arbitre los medios necesarios para dar recepción normativa a la iniciativa».

Los últimos datos dados a conocer por los industriales advirtieron que, con un derrumbe interanual de casi 14%, la producción manufacturera de marzo, cuando comenzó el aislamiento, fue la más baja desde diciembre de 2004 y se espera un «impacto aún mayor» de la pandemia para los siguientes meses.

«Una situación delicada»

El vicepresidente de la Unión Industrial Argentina, Guillermo Moretti, sostuvo ayer que el sector está en «una situación delicada», producto de lo que aseguró fueron «cuatro años de desindustrialización» y los efectos de la pandemia, pero ponderó los esfuerzos del Gobierno nacional frente a la crisis.

«Es un contexto complicado en el mundo y la Argentina después de cuatro años de desindustrialización está en una situación delicada», sostuvo el empresario en declaraciones efectuadas a FM La Patriada.

Moretti resaltó el trabajo del Gobierno, tanto en lo social como lo económico, y remarcó que el Programa de Asistencia al Trabajo y la Producción «está funcionando bien» a pesar de algunas demoras en los pagos.

En ese sentido, indicó que «hay tantos lugares con problemas que se van definiendo sobre la marcha» y admitió que en relación al pago de los aguinaldos «todavía no hay definiciones».

Al ser consultado sobre el acuerdo de suspensión de despidos durante la pandemia, consideró que «a nivel general» se está respetando, aunque negó que las empresas estén trabajando al 100%.

Al respecto, apuntó que en todas «hay personas mayores de 60 años, embarazadas y padres con hijos chicos» exceptuados de concurrir a trabajar, a lo que sumó la baja del consumo sobre algunos rubros.

También destacó el «buen diálogo» de la UIA con la CGT ya que, según sus dichos, «son los que mejor conocen qué industrias tienen mayores problemas».

Fuente: El Tribuno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *